Más de cavernícolas

busy 1

Últimamente tiramos mucho de nuestros antepasados trogloditas para deliberar. Siguiendo con la estela de lo publicado el pasado 21 de noviembre, donde hacíamos hincapié en lo difícil que resulta innovar a causa de nuestros miedos al cambio, en esta ocasión haremos referencia a “estar ocupados” como sublime excusa.

Esta foto muestra a dos trabajadores ofuscados ante la gran posibilidad de un gran avance. ¿Por qué?, pues porque parece ser que están muy ocupados, abarrotados de trabajo. Y es que cuando utilizamos esta palabra tratamos de decir algo más: soy valioso, soy indispensable, como imponiéndonos unas medidas de autoestima al valorar más la cuantía que la calidad. Sin embargo la cantidad puede no ser sinónimo de productividad. Entonces rápidamente se nos escapa este término para excusarnos, una forma de subcontratar nuestra responsabilidad a nuestra irresponsabilidad. Estoy más ocupado que tú significa que soy más importante, que mi tiempo vale más, que estoy ganando.

La verdad es que estar muy ocupado puede ser un error en apariencia. Podemos pensar que una cantidad importante de proyectos es calidad, y sin embargo nos evita interacciones, obligaciones y otros compromisos por culpa de la apatía. ¿Cómo evitarlo?, hay que establecer unos objetivos para el día a día, comprometerse con unos límites, trabajar de una forma más inteligente, quizás más sencilla, pero también intentar transmitir de otra forma tu disponibilidad y tus prioridades evitando abusar de este maldito vocablo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s